Después de hablar con especialistas y conocer las razones por las cuales las personas están teniendo problemas para dormir, la BBC da 10 recomendaciones.

Por ejemplo, el neurólogo Hernando Pérez, especialista del Centro de Neurología Avanzada de España, le dijo al rotativo británico que el ciclo de la luz y la oscuridad es importante.

Si la gente se despierta tarde, se pierde la luz solar de la mañana, que según Pérez es clave para que el cerebro sepa que dentro de 12 o 14 horas llegará el momento de dormir.

Por su parte, la doctora Celia García-Malo, neuróloga especialista en sueño del Instituto del Sueño de España, explicó al medio inglés que las personas presentan niveles de ansiedad más elevados, duermen menos.

La sicóloga Patricia Barato Salvador habla de la fusión. Esta es, explica la especialista a la BBC, cuando las personas tiene problemas para concentrarse cuando están trabajando desde la casa.

“Puedo hacer las cosas cuando quiera: me despierto cuando quiera, me acuesto cuando quiera, como cuando quiera (incluido quedarse en piyama todo el día. Esto al final vuelve loco al ritmo biológico interno”, señaló Barato al mismo medio.

Estos especialistas, además, concluyeron que tener pensamientos negativos también generan problemas para dormir. Comentarios como “me voy a contagiar, me van a despedir, vamos a estar un año entero en cuarentena” pueden afectar el patrón de sueño.

Estos son los consejos que da la BBC para no tener problemas para dormir durante la cuarentena:

  1. Mantener una rutina. Se debe establecer un horario fijo para ir a dormir y respetar esa hora. “El cerebro tiene que tener claro cuándo tiene que estar despierto y cuando no”.
  2. Buscar exponerse al sol en la mañana y al aire fresco; así sea por la ventana o por un balcón.
  3. Prohibido llevarse alguna preocupación a la cama y por el contrario pensar en algo agradable o positivo segundos antes de disponerse a dormir.
  4. Vincular la cama con el sueño, para que el cuerpo y el cerebro se desactiven cuando llegue a ella. Por ejemplo, no trabajar, ni estudiar, ni hablar por teléfono encima de la cama.
  5. Evitar las siestas en lo posible. Si no puede, que ese sueño no dure más de 30 minutos.
  6. No llevar el celular u otro dispositivo móvil a la cama. Principalmente porque la luz inhibe la secreción de la melatonina (hormona clave para relajarse y dormir) y porque puede encontrar algún mensaje o información en Internet que aumente los niveles de ansiedad.
  7. Hacer ejercicios durante el día, entre ellos pausas activas, y evitarlo (el ejercicio) antes de irte a la cama.
  8. Relajarse, en la medida de lo posible, antes de irse a acostar. Meditar, hacer ejercicios respiratorios, escuchar música tranquila, son buenas opciones.
  9. No trasnochar viendo series, películas o jugando en el celular. Aunque el entretenimiento es fundamental, puede afectar el ciclo del sueño.
  10. Consultar al médico o con un especialista si siente que sus problemas para dormir empeoran.